Miel con frutos secos

Esta deliciosa combinación da lugar a un producto único y muy codiciado. Los ricos aromas que las nueces, almendras y demás frutos aportan a la miel, fusionados con la dulzura y la suavidad de ésta, dan lugar a una explosión de sabores en el paladar ideal para acompañar yogures, fruta, postres y otros alimentos.