Apitoxina

El veneno de abeja o apitoxina es una sustancia de color blanquecino que las abejas segregan por dos glándulas que tienen en su abdomen, una de secreción ácida y otra de secreción alcalina. Las abejas usan el veneno como mecanismo de defensa de la colmena contra depredadores y contra abejas de otras colonias. Lo inyectan mediante el aguijón que poseen en su último segmento abdominal.

A pesar de que resulte contradictorio, la apitoxina es una sustancia con innumerables propiedades beneficiosas para la salud: antiinflamatoria, analgésica, antimicrobiana, cicatrizante, antienvejecimiento… Por todos estos beneficios para la salud, la apitoxina se emplea desde hace mucho tiempo, y cada vez más en el campo de la medicina (apiterapia) y en el campo de la cosmética. Se usa como tratamiento de enfermedades de tipo reumatológico y autoinmune como la artritis, artrosis, osteoporosis, lupus, esclerósis múltiple… Incluso, se han empezado a estudiar los posibles efectos beneficiosos de la apitoxina en el tratamiento contra el cáncer.

Producción nacional

Hoy en día, la mayoría de la apitoxina que compran los laboratorios españoles es importada desde el extranjero, lo cual, incrementa considerablemente los costes de la misma. El objetivo de Apinature es reducir los costes finales del producto, al eliminar los costes de importación.

Para mayor información y para acceder a la compra de apitoxina póngase en contacto con nosotros aquí.

La innovación de Apinature

Hasta la actualidad, el tratamiento de dichas enfermedades se realiza por aplicación directa de la picadura de la abeja sobre el paciente, provocando la muerte de las abejas. Para evitar dicha muerte y contribuir con la conservación de la especie, en Apinature, llevamos a cabo el proceso de extracción del veneno a nuestras abejas con un complejo método basado en electroestimulación, sin que mueran ni sufran ningún daño. A continuación llevamos a cabo un proceso de purificación de dicho veneno, ajustado a las necesidades de cada cliente. Finalmente, un almacenamiento en condiciones óptimas, para evitar su degradación. De esta forma, somos productores de un veneno de abeja de excelente calidad, que ofrecemos a nuestros clientes de los sectores farmacéuticos y cosméticos.